Nuestra obsesión, aprender más patchwork La aventura de encontrar el tutorial perfecto

¿Qué tiene el patchwork que cada vez gusta a más gente? Desde hace unos años esta técnica vive un auge que parece imparable. Tanto es así que cada vez más sentimos la necesidad de aprender más patchwork. Para facilitarnos la labor existen revistas, tiendas especializadas y un sinfín de blogs en el que podemos acceder a las técnicas más variadas. Todo nos vale con tal de hacer trabajos cada vez más espectaculares y complicados. 

Curso Eva Gustems

Curso Eva Gustems

El pasado fin de semana tuve la oportunidad de asistir a un curso de Eva Gustems. Conocía su trabajo por lo que había visto en Internet y en la pasada edición del Festival Internacional de Patchwork de Sitges pude ver su stand, donde adquirí uno de sus collares. Collar, que sigue en la funda donde lo compré, casi un año después de hacerme con él. Y es que cuando uno visita estas ferias se lo quiere todo, sin reparar en el tiempo que realmente dispone para dedicarse a estos trabajos. 

La frase que me dejó marcada

Pues bien, una de las primeras cosas que nos dijo Eva en el curso fue: “no tengo problema en que graben vídeos con las explicaciones o hagan fotos, de ustedes depende el uso adecuado que le den a este material“. Y la verdad es que me sorprendió muchísimo esa frase. Me sorprendió y me gustó a partes iguales. Eva, como otros tantos artesanos del patchwork, dedican horas de su vida a investigar y mejorar las técnicas que luego enseñan en sus cursos. 

Los que somos apasionados de este mundo acumulamos cientos de patrones, libros, fotocopias, fotografías descargadas de alguna red social, apuntes, instrucciones, … todo para lograr hacer el trabajo más bonito o con el que poder sorprender a esa persona a la que queremos regalarlo. 

Sin duda, la mejor parte de formarse con auténticos expertos es que llegan a inspirarte. De hecho, mi cabeza no ha parado de dar vueltas pensando qué puedo hacer con esta técnica e incluso busco un lugar donde poder colgarlo cuando lo tenga terminado. 

Sigamos aprendiendo y formándonos, pero siempre respetando el trabajo de las personas que viven de esto. Así aseguraremos que seguirán invirtiendo su tiempo en inventar nuevas técnicas que nos robarán el corazón. De esta forma, aprender patchwork seguirá teniendo sentido para nosotros.  

 

 

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *