El log cabin, diseño tradicional Una técnica que nunca falla

¿Te ha gustado esta noticia?

El log cabin es posiblemente uno de los primeros diseños que aprendemos cuando nos iniciamos en el patchwork. Tal vez sea por su sencillez o porque el resultado es siempre muy bonito. 

Los edredones con la técnica del log cabin aparecieron por primera vez en Estados Unidos durante la Guerra Civil, es decir, en la década de 1860. En este período se hizo muy popular y se identificó con el espíritu y los valores de América. 

Quilt antiguo con la técnica del log cabin

Vintage Log Cabin Imagen: Den and Delve

Colores tradicionales 

En sus orígenes, este bloque se cosía a mano, usando tiras de tela que se cosían alrededor de una pieza central. La mitad de estas tiras eran de un color claro y la otra mitad oscuras. El centro podía ser amarillo o rojo, y representaba la luz de bienvenida en la ventana o el hogar, respectivamente. También podía encontrarse un centro de color negro, en este caso, y según la tradición oral, si se encontraba en un tendedero, indicaba la parada para el ferrocarril subterráneo. 

Patrón log cabin1

A finales del siglo XIX, muchos de los edredones que usaban con la técnica de log cabin utilizaban la muselina como base, también lanas, terciopelos, satenes y otras telas que no eran las tradicionales para este tipo de trabajos. Además, se solían utilizar unas tiras dobladas y colocadas en el patrón para crear un efecto en 3D, algo muy utilizado actualmente. En estos casos, las colchas no tenían guata y simplemente se les ponía una trasera y se ataban como si se tratara de un Crazy Quilt. 

Patrón log cabin 2

Variaciones del log cabin

Tal y como te mostramos en la imagen superior, esta técnica ha variado su patrón con el paso de los años. Lo encontramos con efecto circular, la conocida como piña de ocho lados, los escalones de la Casa Blanca… cientos de nombres y patrones que nos permiten hacer multitud diferente de trabajos con un patrón común. 

Haciendo una simple búsqueda en Internet podrás encontrar decenas de patrones diferentes, perfectamente adaptables a la idea que tienes en mente para tus proyectos. 

En la actualidad, el log cabin es perfecto para hacer trabajos de aprovechamiento. O lo que es lo mismo, para evitar tirar todas esas telas que se nos quedan descasadas en algún momento y que no tienen cabida en nuestros trabajos, pero que son perfectas para conseguir un resultado colorido y divertido en un edredón con esta técnica. 

¿Te animas a probarla? Si te interesa te proponemos el libro Quilts extraordinarios con el diseño Log Cabin, que encontrarás en la página web de Editorial El Drac. 

Quilts extraordinarios con el diseno log cabin

Disfruta de la costura y no olvides visitar nuestra pestaña de Técnicas para estar al día de todo lo relacionado con el patchwork.

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *