Cinta chenille, da un toque único a tus trabajos Original y sencillo

¿Te ha gustado esta noticia?

La cinta chenille o Chenille-It Blooming Bias and Faux Chenille es una auténtica revolución para el patchwork. Se trata de un sistema sencillo con el que cosiendo una cinta en nuestro proyecto, después de lavarla y secarla, se convierte en una felpa que recuerda a las colchas de época. 

Presentación de la cinta chenille

Este producto viene por rollos de diferentes medidas y existe en multitud de colores diferentes. De este modo se puede adaptar a prácticamente cualquier trabajo que estemos realizando.

Como puedes ver, su presentación recuerda a la de cualquier cinta adhesiva o cinta aislante, pero también, se asemeja a las típicas cintas que usamos como tira de mochila. 

Puedes seleccionar tu cinta entre dos medidas diferentes, 5/8 de pulgada de ancho o 3/8 de pulgada. La primera de ellas la puedes adquirir en rollos de 40 yardas y es ideal para utilizar en el borde de las colchas, evitando tener que colocar una cinta al bies. El resultado es un borde más rápido, fácil y suave.

El ancho de 3/8 de pulgada, la puedes encontrar en rollos de 25 yardas. Su aplicación es para bordes de aplicaciones o para el contorno de telas preimpresas. Cosiéndolo sobre las costuras puedes enmarcar y hacer que tus diseños destaquen más. 

Utilización de la cinta chenille

 

¿Cómo la utilizo?

Su utilización es muy sencilla. Solo tienes que coserla con una puntada no muy grande en los lugares que hayas elegido para darle ese toque diferente a tu quilt. Si te fijas en la imagen anterior se utiliza para remarcar la forma del balón de rugby, además de hacer un marco alrededor de la tela amarilla. 

En caso de querer ponerle en sustitución de tu cinta al bies, lo que deberás hacer es cerrar el borde de tu quilt con un zigzag. A continuación puedes coser por el derecho y el revés tu cinta chenille, cortando cada vez que llegues a una esquina y superponiendo la cinta hacia la siguiente dirección. 

Destaca algunos elementos

Una vez lo hayas cosido en todos los lugares escogidos, solo tienes que meterlo en la lavadora y posteriormente en la secadora. El resultado es que se creará una felpa que nos recordará a las colchas antiguas, con un aspecto más moderno. 

Sin duda, el chenille da muchísimo juego. Hace poco te hablábamos de un cutter con el que podías lograr este efecto. Ahora es esta cinta con la que puedes darle un aire completamente diferente a esos proyectos que tengas en mente. ¿Te atreves? 

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *